sistemas de desalinización portátil

Para aquellos momentos en los que una zona sufre de sequía y existen previsiones que invitan a creer que el periodo sin lluvias se alargará o para cualquier otro en las que la adquisición de agua potable o apta para el consumo agrícola sea difícil, se antoja necesario ahorrar en el consumo de agua y hallar recursos hídricos alternativos que puedan garantizar el abastecimiento a la población.

Las plantas desalinizadoras son una gran solución para aprovechar el agua salada del mar y convertirla en agua dulce. Sin embargo, son grandes infraestructuras, que requieren mucho tiempo para su correcta instalación y que necesitan de una fuerte inversión económica, lo que generalmente imposibilita su uso como medida de acción inmediata.

Los sistemas de desalinización portátil no tienen ese problema, ya que el montaje es muy rápido y el coste económico muy inferior al de la plantas fijas, por lo que constituyen la opción ideal para su uso en periodos de emergencia o en pequeñas poblaciones, mientras se consigue un remedio a largo plazo.

Plantas desaladoras portátiles

Las plantas desaladoras portátiles están pensadas para ser transportadas y ser fácilmente montadas. Requieren de poco mantenimiento y su eficiencia es muy alta.

Cuando disponen de filtros de arena previos a los de cartucho reducen considerablemente el costo de la filtración, llevando agua dulce a miles de personas de una manera económica. Su uso se está extendiendo y son varios los lugares con riesgo de sequía que han decidido instalarlas para asegurar el suministro y como solución temporal mientras se termina la construcción de una planta desalinizadora fija.      

 ¿Cómo se produce la desalación y potabilización?

En estos sistemas se trata, desala y potabiliza el agua. El tratamiento del agua es el conjunto de operaciones orientadas a dotarla de las características adecuadas para destinarla a un determinado uso. En realidad, los procesos varían mucho dependiendo del tipo de agua y destino de la misma. Es perfectamente normal, si un agua se va a destinar al riego no debería tener las mismas exigencias en pureza y calidad que la que se va a destinar al consumo humano.

La desalinización es el tratamiento del agua proveniente del mar o otra fuente salobre para eliminar la sal. Este proceso se realiza a través de las desalinizadoras o plantas desaladoras, que son instalaciones industriales destinadas a tal fin.

No es lo mismo desalar que potabilizar. Como hemos dicho, desalar es simplemente quitar la sal al agua, pero eso no la hace apta para el consumo, sino que requiere de un tratamiento posterior para dotarla de las cualidades necesarias para considerarla potable.

Este es el proceso básico para la desalación y potabilización:

  • Instalación de materiales resistentes a la corrosión.

El agua del mar es muy corrosiva principalmente para los metales, aunque también para cualquier otro material que entre en contacto con ella, por ese motivo es especialmente importante para preparar la instalación con materiales anticorrosivos.

  • Pretratamiento.

En el pretratamiento se realiza una primera filtración del agua del mar para eliminar sustancias presentes en la misma.

Se realiza tras la recogida del agua, que necesitará de mayor tratamiento cuando se recoja de la zona superficial ya que tendrá más impurezas. Normalmente se aplica la técnica de la ultrafiltración con filtros autolimpiantes, luego se añade algún tipo de cloración, sulfito ácido de sodio para su conservación y antiincrustante para evitar que las sales pasen por los conductos o depósitos.

  • Tratamiento con ósmosis inversa.

La ósmosis inversa es una técnica para purificar el agua usando membranas semipermeables por donde pasa el agua a alta presión y retiene la sal y otros contaminantes, tanto sólidos como disueltos, reteniendo casi el 100% de ellos. El agua que llega al otro lado de la membrana es agua dulce.

  • Tratamiento posterior del agua desalada.

Normalmente, aunque el agua sea dulce, si se quiere convertir en potable requiere en la mayoría de los casos de un tratamiento posterior para ajustar el pH. De todas formas este postratamiento dependerá del uso que se le va a dar a el agua, si es industrial en muchos casos no será necesario. Si es para consumo habitualmente se realiza una cloración y ozonización.

¿Qué debe contener un equipo de desalinización portátil?

Un sistema completo de desalación por OI incluirá un equipo de bombeo, membranas, alimentación de sustancias químicas, sistema de recuperación de energía, tuberías para usarlas en el mar a alta presión de acero inoxidable, tuberías de baja presión de PVC, sistema de limpiado de membranas (CIP), sistema de descalcificación y ácido del agua, esterilizador a rayos UV, etc.

En resumen, los sistemas de desalinización portátil son una buena manera de llevar agua a quien la necesita, abaratando costes de instalación, mantenimiento y de tiempo, por lo cual son ideales para dar cobertura en situaciones de emergencia y necesidad.